sábado, 30 de agosto de 2014

DÍA 96: DESCEREBREITOR

Tblisi 0 km
Acumulado: 6593

Os pongo en situación: parece que vamos a estar aquí una semanita más con motivo de lograr el visado de Kazajistán. En principio el miércoles que viene lo pedimos y el viernes nos despedimos... de Tblisi. Quién no lo pille que lea la crónica de ayer, ahí lo cuento todo.
Por lo demás el día nos ha dejado un hotel, un taxi, un banco, un metro, un banco, un metro, un hotel, un metro, un banco y un parque de atracciones. 


Y el cabrito me cambia por el metro,  habrase vistoo..
Pues bien, este carrusel de sensaciones tuvo su origen esta mañana en el hotel. De nuevo Adolfo y sus problemas de logística nos han metido en un problema. Creo que si le llamamos a partir de ahora "descerebreitor" daríamos en la tecla.
Pero bueno, mejor que os cuente descerebreitor lo que le ha vivido en este memorable día:

No tenía yo bastante jaleo que cuando voy a pagar el hostel me doy cuenta de que no tengo la tarjeta 4 B. ¡Al carallo¡ Pago con la Visa y me digo: "ya
aparecerá". Pero la muy jodida no aparece... venga a pensar cuándo la
utilicé, venga a pensar.. me duele la cabeza...
... ¡COÑO! ¿Cuándo usé la 4 B?. 
O me quedó en el cajero del banco o en el taxi. 
Me voy al banco. ¿Cómo ir? ...en taxi no que son unos chorizos. ¿Andando? ... el banco queda a tomar por c... 
Me voy en metro. Más rápido y barato. 
¡Ja¡ Imbécil... todas las paradas estaban en georgiano y no había un puñetero cartel. 


¿Cúal es la puñetera parada del banco?

Pregunta aquí pregunta allá... todo el mundo me mira raro y hasta me apartan. Normal, yo también lo haría. Al final suena la flauta y llego al banco. Pregunto y bingo! la suerte hoy está de nuestro lado. Pero hay un problema. Para que me den la tarjeta me piden el pasaporte. No hay problema. Vuelvo al metro y a el hotel... 
Bingo otra vez. La parada del hotel a la primera. Cojo el pasaporte y nos vamos para el banco....
Metro, banco, pasaporte y ...

Bueno, terminaré yo la crónica. Para celebrar la recuperación de su tarjeta se ha pirado al parque de atracciones, que como "finish" del día no está mal.


Mira que buen sitio para que  Adolfo monte su campo base. 
Según el cagón de Adolfo los lobos de Kazajistán son así de grandes.

Mañana os cuento cómo acabo allí,  no vaya a ser que descerebreitor pierda la cabeza.
Hasta mañana. 


Se nos está aficionando a la fotografía. 



viernes, 29 de agosto de 2014

DÍA 95: ME ENCANTA QUE LOS PLANES SALGAN BIEN

Tblisi 0 km
Acumulado: 6593

Decía Hannibal Smith, el inigualable jefe de los chicos del Equipo A, aquello de "me encanta que los planes salgan bien".
Decía mi amigo Adolfo, el inaguantable jefe de esta extraña pareja biciclo animal, aquello de "a la mierda mis planes".
Y es que Adolfo es así, de mucho pensar y poco terminar, de más improvisar y de menos cavilar.
Cuando las barbas de tu vecino veas cortar  pon las tuyas a remojar.

Por de pronto hoy nos íbamos a pirar a por Azerbaiyán.  Pues os diré que seguimos en la misma terraza y garaje de Tblisi papando moscas. Primer plan a la mierda.

Todas las cálculos que el Adolfo tenía sobre nuestro futuro más próximo se han desmoronado ayer a la noche a eso de las siete. A esa hora llegaron tres kazajas en tirantes que nos han destrozado los planes. Lo sé porque las vi mientras Adolfo me ultimaba detalles.
Tal cual lo he contado alguno creerá que todo esto tiene que ver con algún tipo de tensión sexual. ¡Nada mas lejos de la realidad! Estas mujeres barbudas de media cabeza sobre la de Adolfo no son de su interés.  Ni del mío.  En cambio sí nos pareció muy interesante la información que nos dieron, responsable de cargarse nuestros planes.
Veamos planes de Adolfo y realidad actual:

  • ERROR 1: El jueves nos ponemos en ruta.

¡Y un  jamón!  De momento estamos quietecitos en Tblisi.

  • ERROR 2: En Bakú (Azerbaiyán) sacamos el visado a Kazajistán.

¡Y una porra! Nos han dicho que es mucho más práctico y fácil sacarlo aquí. Cuestión de relaciones internacionales ¿?

  • ERROR 3: En Kazajistán sacamos el visado de Uzbekistán.

¡Y una leche! Solo podríamos sacarlo en Astana, la capital,  y eso está a tomar por culo.

  • ERROR 4: Vamos entonces a sacar el visado de Uzbekistán aquí en Tblisi.

¡Y una mierda! Nos han dicho que es más práctico y fácil sacarlo en Bakú.  Cuestión de relaciones internacionales ¿?

  • ERROR 5: Esa ruta por las estepas de Kazajistán va a ser increíblemente preciosa.

¡Al carajo! Parece ser que hay unos lobos de impresión,  cuya principal afición es la de atacar a incautos extranjeros que viajan en bicicleta en busca de aventuras... aún no tenemos contraplan...

La iglesia ortodoxa como se las gasta ehhh...


Como esto es un desbarajuste y nuestros planes son un sin dios, lo dejamos de momento por aquí.  Rechao.




jueves, 28 de agosto de 2014

DÍA 94: PON UN VASCO EN TU VIDA

Tblisi 0 km
Acumulado: 6593 km

Que Adolfito tenga un origen norteño, con antepasados gloriosos de aventuras por las británicas, pase. Que sea rubito y cabezón, como los normandos, lo aceptamos como animal de compañía. Que le guste holgazanear y el whisky, al más puro estilo clan de los McClannough, se puede hasta tragar. Pero que este pequeñajo arrugado y contrahecho se haga pasar por vasco no tiene perdón de Dios.

Mi hermana mayor...

Adolfo ha sabido sacarle partido enseguida a su español autoproclamándose bilbaíno de nacimiento y vasco de pedigree. Vamos, lo de "Ocho apellidos vascos" en versión georgiana. ¡Dolfo kikler, cojones!, que suena de la osti tú.
Y es que aquí ser vasco es ser Dios.
Lo del enganche que tienen estos con los vascos viene de largo:

  • Para empezar Tblisi está hermanado con Bilbao.  
  • Para continuar la hipótesis de Adolfo que es muy buena: los colores del Atlétic son los de la bandera de Georgia, ¡ahí va la ostia Patxi! 
  • Y para finalizar la teoría del origen caucásico del euskera, o lo que es lo mismo, hace unos 4000 años unos cuantos chavales de por aquí emigraron hasta las vascongadas y allí se quedaron. ¡Tomaaa! 
El rey del mambo.


Yo no opino,  que soy una misera bicicleta, solo expongo lo que por aquí muchos fulanos le cuentan al Adolfo.
El rubiales, que tiene de vasco lo que yo de Ferrari, como buen buscavidas se ha subido al carro Euskal Herria y de ahí no lo baja nadie.
Así a lo tonto se ha sacado varias cervezas gratis, una invitación de restaurante, un descuento en la piscina y mucho colegueo por aquí y por allá.  Un crack, vamos.

Día de zoo
Tigre siberiano


Mañana, en principio, nos dan el visado de Azerbaiyán y seguimos la marcha. A ver si hay suerte porque los de la embajada dijeron tres días pero vete tu a saber...
Mañana os lo cuento. Chao

Ahí tenéis,  la bandera de Georgia igualita que la del Atlétic de Bilbao. 


miércoles, 27 de agosto de 2014

DÍA 93: LA DOLCE VITA

Tiblisi 0 km
Acumulado: 6593

Noventa y tres días en total. Noventa y tres jornadas de entre piernas sin descanso. Noventa y tres "ortociclos" viendo al ano (y dando el callo). Y hoy por fin, después de tantas y tantas jornadas ano-nadada llego el día de no verle el ojete al Adolfete.
Ni un momento ha metido su culo (me lo conozco de memoria) por el garaje del hotel donde estoy recluida.
No os engañéis, este regalito del destino tiene una explicación muy sencilla.  El tío se ha pasado el día durmiendo y comiendo, ¡que carallo!, que ya tocaba. Y es que en las últimas etapas yo ya lo veía más doblado que el calzoncillo de un taxista.

Venga, venga,  a relajarse todo dios...

Después de la jornada embajadora de ayer, hoy tocaba relax.  Y Adolfo se lo ha tomado muy en serio, ya os digo. Dormir hasta las dos, comer hasta las tres, siesta hasta las siete y cervecita hasta las nueve. De ahí para la cama. Ya veis, el tío se ha echado a "la dolce vita".
Merecido lo tiene por lo vivido y por lo que queda por venir.

Si es que el hotelito está para pasarse aquí una semana.

En dos días salimos hacía  Azerbaiyán y allí nos quedan las difíciles gestiones de lograr los visados de Kazajistán y Uzbekistán. Luego ferry por el Mar Caspio hasta... ni de coña os lo voy a contar, si queréis saberlo ya sabéis... mañana más...

Pues aquí lo dejamos,  con el anochecer. 


martes, 26 de agosto de 2014

DÍA 92: EMBAJADAS Y OTRAS VASCADAS

Tiblisi 0 Km
Acumulado: 6593 Km

Cuando de embajadas hablamos, Adolfo es el Rey. ¡Menudo día! El tío está tan contento que me ha pedido que le deje hacer la crónica del día.  Flipante, ¿verdad?

Panorámicaaaaaa...

Bueno, la verdad es que la jornada ha dado para bastante y como me ponga a contárosla... buahh, no termino en tres días.  Así que por una vez, y sin que sirva de precedente, voy a dejaros que os cuente como nos ha ido, aun ha riesgo de perder seguidores en el blog y reputación en la Blogesfera.
Ahí os va:

Día perfecto. Stop.
Para empezar el consulado. Ni un puto problema. Stop.
Primero reenvíe el correo de la reserva del hotel de Bakú (Azerbaiyán) al correo de mi hotel y lo imprimí. Luego preparé la solicitud de entrada en el país,  que también imprimí. Stop.

¿Dónde está Tato?
Última ganadora Cristina nuestro fichaje sevillano. 

Al consulado en coche. Veinte minutos. Stop.
En la cola 15 minutos y me atiende un tío amabilísimo que me dice que solo me falta la fotocopia del pasaporte. Me comenta que una librería enfrente las hace. Las hago, vuelvo y me hacen pasar de primero. Todo OK. Toca pagar 60 €! Hay al lado una alemana que solo tiene que pagar 40€! Uhhhhh! Stop.
Voy al banco en taxi. Pago. Stop.
Vuelvo en taxi a la embajada. Entrego el resguardo del banco. En 3 días tengo el visado preparado. Stop.
Tiempo total: 1 hora, 45 minutos.
Pasta: 70 €

La verdad es que está ciudad es bien bonita.

Vuelvo al hotel. Compro comida y bebida. Stop.
Cojo el ascensor. 15 pisos. Stop.
Arreglo freno de mi Babieca. Se me rompió ayer nada más llegar a Tblisi (menuda pellada). Se me acabaron los repuestos. Como rompa otra vez a tirar de imaginación. Stop.

16 camas para el niño.  Puede dormir cada día en una distinta. 

Me ducho. Hoy el termómetro subió a los 39°. Estoy solo en un barracón de literas. Stop.
Subo a la terraza... me encuentro con una pareja de VASCOS... lo siguiente ya os imagináis. NO SÉ CÓMO HE SIDO CAPAZ DE ESCRIBIR ESTO.


Aquí os dejo, con Adolfo en la terraza. 





lunes, 25 de agosto de 2014

DÍA 91: LA VUELTA A MEDIO MUNDO EN BICICLETA

Etapa 76: Agara, Georgia - Tbilisi, Georgia 110 Km
Salida: 06:00
Llegada: 13:00
Acumulado: 6593 Km

Ha vuelto a pasar. Otra vez el Adolfete se me ha colado en el mundo de la farándula. La verdad, no es que me importe mucho lo que haga o deje de hacer este gaitas, lo que me jode es que estos días de fama se pone tonto y me mete unas "jupadas" del carajo. Porque hoy la etapa se las traía.
Estas montañas del Cáucaso nos han cogido un poco por sorpresa. Por  aquí cerca hay picos de 5000 metros. Recordad que aquí al ladito tenemos a Chechenia y a su indomable pico "Elbrús". Pues hasta aquí llegan las estribaciones de esa cordillera (llamada Gran Cáucaso)  y os aseguro que no son ningún chiste.

Lo que no nos ha cogido por sorpresa fue la entrevista. Me gusta la foto. Ahí estoy en Niza toda reluciente picando indomable hacia arriba.
Lo de Adolfo es otro cantar. Diego, el periodista, ha sido generoso con él. Dice: "utiliza gestos para hablar". ¡Madre mía! Si parece un payaso de mimo en la calle del Príncipe sacándose cuatro duros. Yo creo que no le entiende ni Dios pero casi todo el mundo le ayuda por pena. Anteayer mismamente una señora le preguntó si no tenía madre y luego le invitó a cenar en su casa. ¡Acojonante, eh!

Bueno, luego también están a los que les cae en gracia. Por ejemplo, ayer se encontró de noche con unos tipos que pensaron que era vasco. Incluso le invitaron a un chuletón.

Lo de lo vascones aquí es mención aparte. Estos Georgianos son muy parecidos a ellos. Guardan como los vascos un idioma arcaico (según estudios recientes ambas lenguas tienen el mismo origen), poseen su propio Rh sanguíneo,  mantienen sus tradiciones deportivas seculares y para rematarla hay tan buen rollo que están hermanados entre ellos. ¿Flipáis, no?
A Adolfo esto le está viniendo cojonudamente porque lo confunden con un vasco y le invitan a todo.

Hoy hemos llegado a Tiblisi la capital de Georgia. Aquí vamos a parar un par de días para conseguir el visado de Azerbaiyán.  Hasta que no lo tengamos no nos movemos.

Ahora os dejo con el artículo del Faro,  para que os recreéis conmigo. Chao...


domingo, 24 de agosto de 2014

DÍA 90: SE ME RESUELVEN LOS INDESTINOS

Etapa 75: Akhaltsikhe, Georgia - Agara, Georgia  99 km
Salida: 12:00
Llegada: 19:00
Acumulado: 6483 Km

Dicen que una madre es capaz de entender perfectamente lo que su bebé entre balbuceos le quiere decir.  Amor de madre, sin duda.
Lo mío no tiene nada que ver con amor, os lo aseguro. Lo mío es pura supervivencia. O entiendo el Adolfino o estoy jodida. Porque no os podéis ni imaginar la cantidad de veces al día que Adolfo saca a pasear su inabordable idioma.
Está claro que un personaje del calibre de Adolfo tenía que tener su propio código lingüístico.  Nuestro amigo Edu incluso está realizando la ingente labor de recopilar su gramática para editar el primer diccionario Adolfino. Ya os digo que este idioma no es de complejidad menor.


Pues bien, toda esta introducción viene a cuento porque Adolfo me ha dicho hoy en varias ocasiones: "joder babiequiña, no sé que habré comido que se me resuelven los indestinos".
Lo habéis cogido verdad, al tipo le sentó algo mal y tiene las tripas mirando a Tomelloso.

Muy buena jeta no tiene...

Por culpa de este indigesto problema hoy no hemos tenido una etapa muy cómoda y si normalmente pasamos por el contador de ojetes dos o tres veces al día hoy lo hemos hecho en diez ocasiones. Malas aguas estas georgianas.
Pero no nos desviemos del tema, volvamos al maravilloso mundo de los idiomas. A continuación os dejo algunas de las perlas lingüísticas que el Adolfino me ha dejado durante el viaje y el significado que mi intelecto bicicletero me da a entender:

  • "TROMPAS DE AGUA" = trombas de agua echadas por un elefante.
  • "ES UN PAPEL DONDE HAY QUE ECHAR LA LÚBRICA" = ¿?
  • "SE ECHÓ UN POLVO EN EL CRESCUPULAR DE LA NOCHE" = dícese de copular en el crepúsculo.
  • "IMBATIR UN PAÍS" = un país batido e invadido.
  • "SUSTANTÍVORO" = sustantivo que come de todo.
  • "RASTRAS" = ¿será rastas hechas a rastrillo?
  • "A UNA HORA IMPESTESTIVA" = adolfo echando pestes de la hora. 
  • "LAS LONCHAS DE UNA PICADURA" = sin comentarios...
  • "POR QUIÉN RESOPLAN LAS CAMPANAS" = pues será por la vieja que encontró muerta.
  • "TENGO LA CARNE DE PIEL DE GALLINA" = venga, doble o nada.
  • "TENEMOS QUE RAZONAR EL AGUA" = si la racionase en vez de razonar tanto con ella no se quedaría siempre sin agua.
Y la que hoy dio título a nuestro post...
  • "SE ME RESUELVEN LOS INDESTINOS" = pues eso, que resuelvan ellos el problema,  que carajo..
Como veis da para escribir un libro. A ver si Eduardo se pone a ello.
Bueno,  a pesar de las dificultades hemos hecho bastantes kilómetros.  Adoldo dice que en Tiblisi vamos a tener que echar mano de un mecánico de verdad para neutralizar este cambio.
Con tanto problema "indestinal" en una de esas paradas técnicas de monte nos hemos detenido. Aquí en ninguna parte pasaremos hoy la noche confiando en mejoras digestivas para mañana.  Así sea.

Hoy toca dormir aquí.  Bonito sitio, ¿verdad?



viernes, 22 de agosto de 2014

DÍA 89: SI STALÍN LEVANTARA LA CABEZA

Etapa 74: Batumi, Georgia - Akhaltsikhe, Georgia  165 Km
Salida: 09:00
Llegada: 19:00
Acumulado: 6384 Km

Llama la atención que los que pasamos de treinta tacos sepamos tan poco de este ilustre pueblo: GEORGIA.
Así a lo tonto le he hecho un par de preguntas a Adolfo sobre este país cuyas respuestas han resultado un auténtico desastre. Disparate Adolfino. Y luego las bicis somos un cachohierro eehhh...

  • Babieca: ¡atención pregunta sobre Georgia! Así a bote pronto, Adolfo: ¿con qué asocias tú este país?
  • Adolfo: pues con una peli porno.
  • Babieca: ¿y eso? 
  • Adolfo: joder, qe -orgía...
¿Dónde está Tato?
Últimos ganadores Félix y Esther
(dice Adolfo que los dos lleváis premio)



La EGB nada pudo hacer contra la Perestroika y la caída del imperio soviético. Adolfo y todos los secuaces que como él estudiasteis antes del 91 lo tuvisteis fácil.

  • ¿Unión Soviética,  capital? ... Moscú... ¡ Tomaaaa! Resumen rapidito de 14 naciones, todas las del sufijo - istan.

Porque la verdad, vosotros de Georgia o de Kirguistán ni papas.
Por ejemplo, imaginaos a vosotros en el 1985 contestando por: ¿capital de kazajistán?
¿Kagajistan? Pues será Jiñistan, de jiñar, no?

Los alumnos de la ESO de ahora si que lo tienen jodido. Así a lo tonto les han caído 14 capitales de regalo. Y todo por la puta Perestroika.

Ahí tenéis a la Perestroika campando a sus anchas...


Adolfo, que nunca tuvo en la Geografía su fuerte, se va a conocer unas cuantas. Para empezar Georgia, un país que por lo poco que hemos visto se esta intentando alejar de todo lo que huele a Soviético a marchas forzadas: casinos, hoteles de lujo, playas de impresión,  coches a la última,  bases de la OTAN...
Si el camarada Stalin levantara la cabeza le daría algo. Estos tipos lo tienen olvidadísimo.
Pero esperad, que el puteo no acaba aquí. El recochineo padre es que Íosif Vissariónovich Stalin era georgiano (gentilicio de los de Georgia). Precisamente nació en un pueblo por el que vamos a pasar mañana: Gori. Adolfo me ha dicho que va a buscar si queda algún recuerdo de él.  A saber.

Camarrada Adolfovich


De la etapa de hoy poca cosa: muchos kilómetros,  los coches muy pesados, el ganado desenfrenado y la gente encantadora.
Dormimos en un pueblo de nombre impronunciable en un parque infantil.

Mañana más kilómetros y Stalin a la vista.


jueves, 21 de agosto de 2014

DÍA 88: LAS VEGAS DEL CÁUCASO

Batumi 0 Km
Acumulado: 6219 Km

Los bolcheviques sabían hacer bien las cosas. El Adolfo anda parvo por esta ciudad con tanta belleza. Y no hablo de chavalas, que también,  sino del fabuloso enclave donde hemos caído. Además este sitio desprende un aire de un pasado grandioso.

El hotelito al fondo a la derecha. 

La historia cuenta que los soviéticos montaron aquí su particular Mónaco. Un Sodoma y Gomorra estalinista aprovechando  su estratégica situación en las costas del Mar Negro.
Luego os pondré fotos para que flipéis con el chiringuito que los rusos dejaron aquí.

Aquí juega todo Dios... en los casinos, en las calles...

Qué, el menú esta clarito ehh...

Por lo demás el día ha sido tranquilísimo. Adolfo ha dormido hasta las dos, se ha levantado, ha comido y se ha metido una siesta hasta las seis. Dice que durmiendo recupera kilos.  A saber. Después a las seis se ha echado a mecánico para intentar reconducir ese indomable cambio. Puñetas, vamos a ir así hasta la China, fijo.

Fijaros,  las cervezas llevan un chip como el tabaco para controlar la edad del consumidor. 

Después se ha pasado media hora preparando con un mapa la ruta que vamos a seguir por Georgia. Fijo que el mapa lo pierde, je, je... como la cartera, la gorra, el visado turco, el teléfono,  los guantes, la toalla, la contraseña del correo electrónico... cualquier día me pierde a mí y se acabaron las crónicas.
Bueno, de momento no lo ha conseguido, aquí estoy vivita y coleando.
Ahora se ha pirado a conocer estas Vegas Caucásicas y me ha dejado tirada al lado de dos coches de la época soviética. Madre mía que panorama.
Mañana salimos a la carretera de nuevo. Guay.
Pues ya os contaré. Ata mañá.

Guapísimo...


Estos dos son como yo, se pasan el dia cargando. Ellos un balcón y yo un pelma.




miércoles, 20 de agosto de 2014

DÍA 87: CORRE QUE TE CORRE

Etapa 73:   Ardesen, Turquía - Batumi, Georgia 85 Km
Salida: 09:00
Llegada: 20:00
Acumulado: 6219 Km

Si el gran Groucho Marx hiciese un guión para su próxima película (lo que está muy jodido dado su lamentable estado de salud actual) le saldría algo parecido a lo que hoy hemos vivido.
Pongámonos en situación:

09:00 -Ardesen, último eslabón antes de entrar en nuestra deseada Georgia. Partimos con ímpetu pero, como las prisas no son buenas consejeras, a los 6 kilómetros estoy patas arriba con un pinchazo en cada rueda. ¡Jo! Viendo como iba a ser el día esto fue una perita en dulce.

10:00 -Tras la reparación, a los pocos kilómetros, en un pueblo llamado Shar, nos encontramos con un ruso en bicicleta que va a Estambul.

El crack del ruso

El crack del ruso no lleva ni teléfono móvil ni mapas. Adolfo le explica en su adolfino cual es la dirección correcta y después de una cerveza con risas continuamos la marcha.
El niñato quería llegar pronto a Batumi (Georgia) porque por primera vez había hecho una reserva de hotel por 10 € a través de trivago. ¡PROBLEMA!: la reserva se anulaba a las cinco, lo que acabaría convirtiendo la jornada en un día de locos.

11:00 -Por fin llegamos a la aduana y a su cola I N T E R M I N A B L E E E E ! ! Aburridos con la espera observo que el neanderthal de Adolfo comienza a ponerse cada vez más blanco.  Buscando las monedas turcas que le quedaban descubre que su cartera ya no está con nosotros, sigue en el bar donde nos encontramos con el ruso.

11:30 -Vuelta para atrás. Corre que te corre.

12:00 -De regreso en el bar descubrimos que la puñetera cartera se la han llevado a la policía. Corre que te corre a la comisaría. Tras media hora de maldita burocracia recuperamos nuestro pequeño tesoro y sin más mamoneos salimos escopeteados para la aduana.

13:00 -Segunda incursión en  la aduana y en su cola I N T E R M I N A B L E E E ! !

Ni que regalaran pan...

15:30 -Adolfo está de los nervios y ... se cuela. Se monta la de Dios en Cristo. Gente gritando, camioneros pitando, niños escupiendo, perros meando,.... ¡Qué se jodan! Llegamos a la ventanilla.

15:35 -El poli nos pide la visa turca. ¡¿Dónde coño metió Adolfo el visado?! Otra vez busca que te busca. Después de 10 minutos y un jaleo de mil demonios la encuentra toda arrugada y con la tinta corrida de tanta agua. No se entiende nada.

Adolfo: Yo español loco... yo ser imbécil (risas). ¡Viva el Fenerbahce! Yo ser turista tonto...

15:45 -Tontos tontos pero nos ponen el sellito.

15:50 -Llegamos a la policía georgiana. Adolfo se mea... se mea... se mea. Un poli de la cabina para la tremenda cola y nos hace pasar los primeros. ¡Dios existe!

Adolfo: ¡Visca el Barsa! JAJAJA.... ¡Viva Messi...! Cristiano gay... JAJAJA.. PONME EL SELLO CABRÓN QUE ME MEO.
Lo pone.

16:00 -Corre que te corre por las carreteras georgianas: coches locos, vacas, perros, niños pidiendo,  autobuses de gente que vuelve de la playa... corre que te corre.

17:30 -Por fin llegamos a Batumi (un  prostíbulo soviético) y empezamos a buscar el hotel que lleva por nombre no sé que carallo de garabato que esta gente llama idioma.

18:00 -Lo encontramos de rebote... la pesadilla terminó. ¡NOOOOOOOO! No tienen la reserva y está completo.

Adolfo: Me cago en la madre del cordero,  son las 18:30, no puedo con el prepucio y vosotros me venís ahora con este cuento...

18:35 -Llega la jefa del hotel, pega 4 gritos y lo arregla todo.

Jefa del hotel: (En un exquisito español) no se preocupe caballero, son 10 euros.

¿Adivináis lo que pasa a continuación?
Exacto. ADOLFO NO TIENE UN CHAVO, sin dinero no hay factura y sin factura alguien se queda con tu cama...

18:50 -Adolfo el merluzo corre que te corre a buscar un 4B.

Primer 4B: está estropeado.
Segundo 4B: no es 4B.
Tercer 4B: no tiene tela.

Adolfo: ¿Cómo es posible que una ciudad llena de casinos no tenga un dichoso 4B?

Flipad con el Casino


19:30 -Volvemos al hotel desesperados y enfrente de la puerta... ¡No puede ser! ¡Un 4B! A sacar pasta. Adolfo no entiende un carajo de lo que pone el cajero. Por suerte aparece la hermana gemela de Elsa Pataky y mientras Adolfo se limpia las babas ella le saca la pasta que necesitamos.

20:00 -Ducha libre y corre que te corre a tomarse unas cervezas...

Nos quedamos dos días aquí que ya nos conocemos. ¡Chao!


martes, 19 de agosto de 2014

DÍA 86: EL HOLANDÉS ERRANTE

Etapa 72:   Trabzon, Turquía - Ardesen, Turquía 128  Km
Salida: 10:00
Llegada: 18:00
Acumulado: 6134 Km

Son curiosos los compañeros de viaje que hace el camino. Recuerdo ahora por ejemplo a uno  de mis mejores colegas. El maravilloso gabacho que en nuestra noche de calabozos nos regaló la súper rueda que ahora galopa entre mi horquilla delantera. ¡Qué crack! 5000 kilómetros llevo con ella y va como un tiro.
Son esos personajes que te aparecen cuando más falta te hacen.
Hoy hemos conocido a un holandés de lo mas curioso. El tipo, ya mayor y algo extravagante,  se dedica a vivir la vida y a conocer el mundo. Dice que está haciendo ahora todo lo que no pudo realizar de joven. ¡Un tío genial!
El caso es que nos lo encontramos en Ardesen cuando comprábamos viandas antes de pirar al monte a dormir de campo.
Mirad, lo de dormir de monte está muy bien pero creo que lo tenéis un poco idealizado.  Mola mucho cuando hace calorcito, la etapa es cortita, tienes un bosquecillo con árboles y la noche se presenta en todo su apogeo estrellístico. Joder, así contado me apetece hasta a mí. ¡Pues los cojones!
Estas etapas de Turquía son exactamente todo lo contrario.  Frías, después de kilometradas increíbles y en medio de una especie de borrasca más propia de Galicia que de esta árida tierra.
Pues así estábamos hoy, ¡jodidos! Pero Adolfo, cuyo intelecto no tiene nada que envidiar al de la mona chita, estaba emperrado en que teníamos que dormir de monte.
Dios nos vino a ver. Cuando Adolfo acababa de hacer la compra el holandesito se puso de cháchara con el amiguete.




Ahí metidito tenía pensado pasar la noche.
Menuda suerte. El tipo le empezó a contar en su medio español sus aventuras a Adolfete... y ahí surgió el amor. Bueno, más bien la cerveza, porque el holandés le dijo a Adolfo que le invitaba a su hotel a tomar una garimba y como una cosa lleva a la otra al final fueron seis.
Pero eso no fue lo mejor. Lo más fantástico es que debió de verle la cara de miserable que Adolfo tiene después de tres birras y le dijo que ni de coña se iba a dormir a la playa, que al hotel invitaba él. 
Y así fue como un día triste plomizo y miserable se convirtió en una fiesta con descanso feliz.
A ver si mañana hay la misma suerte. Ojalá...

lunes, 18 de agosto de 2014

DÍA 85: EL YING Y EL YANG

Etapa 71:  Bulancak, Turquía - Trabzon, Turquía  150 Km
Salida: 12:00
Llegada: 19:00
Acumulado: 6006 Km


Todo lo bueno se acaba y Adolfiño, dejadas atrás las comodidades de su hotelito en la Riviera, ha vuelto a su miserable día a día.
La aventura tiene esa parte de místico encanto que todos envidian: superación,  incertidumbre,  hazañas inauditas,  diversión en cada esquina, descubrimientos, noches estrelladas...
Pero tiene otra realidad mucho más pausible que es la que esta pareja de infelices vivimos a diario por estas carreteras de Dios. Éstas no las voy a relatar, que no soy una llorona, aunque os aseguro que ocupan nuestros días de viaje mucho más que las otras.
Eso sí, os voy a contar cuál es la miseria viajera que cada una lleva peor. La mía sin lugar a dudas es la de la lluvia. Estos diluvios que caen sobre nosotros me provocan óxidos,  estrías, problemas en los frenos y desajustes en los cambios. Ya veis, cosas básicas.
Lo de Adolfo es mucho más grave. Su caballo de batalla es el alcohol,  y no precisamente el que se toma, más bien diría yo el que no se puede beber. Y es que en estos países musulmanes el alcohol brilla por su ausencia o por su prudencia: o no lo hay o te lo tienes que tomar con un sigilo del copón.


Que tío, como la camufla...
Así que o te lo chuflas a escondidas o te chupas la ley Sharia. Y claro, a Adolfo este temita no le hace ni puta de gracia.
Os diré que por lo demás todo lo que supone este viaje es increíble.  Nos lo estamos pasando pipa y estamos aprendiendo un montón. 
Entre esas cosas con poco glamour pero fantásticas está el ritual de la cena nocturna.  Y Adolfo eso lo hace de maravilla.  Ahí os lo dejo con sus desbarres. Mañana más...

DÍA 84: LA RIVIERA TURCA

Etapa 70:   Ünye, Turquía - Bulancak, Turquía 91  Km
Salida:09:00
Llegada: 16:00
Acumulado: 5856 Km

¡Quién nos lo iba a decir! Nos hemos empotrado sin querer con la zona más pija de Turquía. Esto es como Sanxenso  pero sin portugueses. Un montón de casitas súper monas, centenares de chiringuitos pijos a pie de playa, bares con alcohol, discotecas, centros comerciales (hasta encontramos un Decatlón, flipad)  y un montón de peña cagada de pasta.

Son tan pijolas que ponen de esos chorros  que levantan el agua del mar varios metros.

Así eran todas las poblaciones que nos hemos ido encontrando en esta larga etapa. Esta costa del Mar Negro es de lo más fashión. Y encima la carretera es alucinante: tiene un arcén de tres metros y un asfalto de última generación.
Lo que no nos acompaño fue el tiempo. Ha vuelto la lluvia, lo que nos ha provocado una tardecita pasada por agua. Además empezó a pegar un viento frío del norte que puso las pantorrillas del Adolfo mirando a Noruega. Así que como si al cuerpo se le trata bien puede durar toda la vida hemos decidido finiquitar la etapa en Bulancak.
Bulancak es el típico pueblo como Baiona, lleno de movida playera y nocturna. Empapado como iba el chiquillo no le ha quedado más remedio que echarse a un hotel de la localidad. Hoy no era día de monte.
A continuación os dejo con sus impresiones acerca del hotel y me despido hasta mañana. Bye, bye…


domingo, 17 de agosto de 2014

DÍA 83: EL 69

Etapa 69:   Samsun, Turquía -  Ünye, Turquía  89  Km
Salida: 13:00
Llegada: 20:00
Acumulado: 5765 Km

No es coña si os digo que el día 69 tocó que hiciéramos la posturita de marras. Desde luego nada sexual claro. ¿Os creéis que una bicicleta fashión como yo quiere algo con un tío que tiene los huevos pelados de tanto sillín? Ni de coña…

Baños por el mundo: Baños con peceras....???????

El problema ha sido con el puñetero cambio. Con el primer gatillazo me dio la vuelta entera y me puso su entrepierna a la altura de mi rueda delantera. La realidad es que por culpa del cambio se ha pasado la jornada viéndome las partes traseras. Nada deseable por otro lado.
Coñas aparte este cambio nos trae por la calle de la amargura. Cada dos por tres falla. La última etapa la tuvimos que hacer a tres piñones, lo cual os aseguro es una auténtica putada.
Algo ha logrado el nene porque hoy ha conseguido activarme al menos el piñón grande. Un manitas. Eso sí, hasta cinco veces a tenido que parar, voltearme y meter mano a mi retaguardia.
Por lo demás la etapa se resume en que salimos muy tarde y llegamos más tarde todavía. Eran casi las ocho cuando paramos de bicicletear. Así es imposible llevar mi crónica al día amigas. A esas horas estoy para relajar los hierros y reposar.

Vamos a la playa que hay que descansar, para que mañana podamos...


Qu'est-ce que c'est ça?

Hoy dormimos en una playa preciosa con una arena negra finísima. Parece harina negra. Flipas.
Me duermo. Mañana puntualmente aquí. Chao.

viernes, 15 de agosto de 2014

DÍA 82: EL AZUL MAR NEGRO

 Etapa 68:   Doruk, Turquía - Samsun, Turquía 64  Km
Salida: 11:00
Llegada: 17:00
Acumulado: 5676Km

Pues nada, otro Mar que el Adolfo se ha saboreado. Y ya van varios. Haciendo cuentas me salen el Mar Mediterráneo, Liguria, Egeo, Adriático, Marmara y Negro. Y en mil kilómetro nos papamos el Caspio. ¡Qué viajazo! Lo que estoy disfrutando.
Adolfo me ha puesto frenos nuevos. Va el tercer recambio. Camino de 6000 kilómetros la fatiga mecánica es considerable. Eso sí, aquellos malos augurios de la etapa 16 en Sabiñánigo han tocado en agua. De momento voy tocada pero no hundida.

¿Dónde está Tato?
Ya pensabais que no volvía. Pues aquí está.

Adolfo va hecho un torete. Me ha dicho por enésima vez que va a comer mejor. A partir de ahora se va a hacer unos macarrones para desayunar. O sea un doble o nada. Macarrones de desayuno, macarrones de cena. Un crack.
Nada más llegar a Samsun se ha pegado un baño en el Mar negro. “Nin fu, nin fa”. Salado como todos. Dice que un poco menos que otros, que en él desemboca todo el chorro del Danubio y que esa es mucha agua dulce de Dios. ¡Adolfadas! No os olvidéis que si Adolfo se tragara un mosquito tendría más cerebro en el estómago que en la cabeza.
Por lo demás hemos descubierto que es Azul. El negro aún se lo estamos buscando…
Hoy nada más llegar al hotel donde iba a dormir ha colegueado con el cocinero. El capullín se ha sacado una cena gratis. Un caldito y un revuelto de ¿?... a saber, pero dice que está bueno.

Se le ha quemado la lengua. Se le nota.

El chiste no le ha salido del todo bien. El turco le ha puesto un caldazo hirviendo y oye, “que tómatelo ya neno que se enfría, que el truco es tomarlo caliente, coño”. Adolfo que venía acalorado de la etapa se ha “jodio” y ha tragado. Teníais que verle el careto porque el pobre ha quedado más caliente que el machete de Sandocan.
Adolfo dice que aquí todo lo sirven híper caliente. Que ya podían tomar las cosas templaditas. ¡Y una gaita! “A ferver chaval”. Parecer ser que es bueno para llevar bien las altas temperaturas del desierto aunque el cabezota de  Adolfo insiste en que es mejor una cerveza.
A por ella se ha ido y yo me despido. Je. Je…

jueves, 14 de agosto de 2014

DÍA 81: LA DIETA "ONE & SEVEN"

Etapa 67:   Osmancık, Turquía - Doruk, Turquía 110  Km
Salida: 08:00
Llegada: 17:00
Acumulado: 5612 Km

Si Adolfito se llamará Adolf, fuera alemán, guapo de tele, tuviera estudios de médico nutricionista y gestionase una prestigiosa clínica en París estaría forrado con su súper dieta. Como se llama Adolfo, es bajito, algo contrahecho, especialista en próstata inflamada y el puto amo de la Ronda Don Bosco se come los mocos. Porque el muy crack ha descubierto un método de adelgazamiento estupendo. Se llama el “One & Seven”. Sí, sí, así de hortera le llama el tío. Según él una dieta revolucionaria.
Pero, ¿en qué consiste la fantástica y maravillosa dieta "One & Seven"?
La idiosincrasia final de la dieta es la de que usted caballero o señorita consiga bajar peso al ritmo de un kilo cada siete días. Vamos, el kilo por semana de toda la vida.
Antes de nada comprobemos si la dieta ha hecho efecto en Adolfo:
  • El “dientepostizo” ha bajado 12 kilos de peso durante todo el viaje.
  • El domingo hace 84 días de malandanzas. 
  • 84 jornadas de duro pedalear son exactamente 12 semanas de recojonazos por el mundo. 
YA ESTÁ: 12 kilos doce causas… perdón quise decir doce semanas doce kilos.
¿Y que ha de hacer usted para conseguir esta línea recta umbilical en su barriga?
Nada, nada. Tarea fácil. Tome nota:
  1. Una comida fuerte al día a poder ser a la cena.
  2. Desayunar única y exclusivamente un bocadillo de Nutella mañanero.
  3. Tener una diarrea cada tres semanas.
  4. Coger fiebre una vez al mes.
  5. Beber alcohol muy de vez en cuando.
  6. Cagar de cuclillas. Hacedlo al menos cinco veces al día.
  7. Visitar embajadas, agitan el vientre.
  8. No comprar bombonas para el hornillo de repuesto.
  9. Mucha sandía y melón, a poder ser meterlos por la boca.
  10. Evitar el café, a excepción del griego.
  11. Y sobre todo y fundamentalmente meterte 500 kilómetros de bicicleta a temperaturas extremas todas las semanas.
Baños por el mundo: ¿y con ese chorrito quieren limpiar el pinito?



Esto me recuerda el post de "Aquellos maravillosos años".
En esa época sí que era una sílfide.
 Es verdad que había días en se partía los dientes pero en general iba como un tiro.
50 kilitos que pesaba el cachorro.

Haced esto, chavales y chavalas, y no sé si conseguiréis adelgazar un kilo por semana pero os aseguro que se os va a quedar el ojete fino…
… Porque hablando de ojetes tengo el sillín más sobado que la barandilla del metro. Y es que la etapa fue de las durillas y el tío ha ido toda la etapa más apretado al sillín que la bragueta de Supermán.
Dejando la escatología aparte os diré que la etapa nos ha acercado a Kavak (una importante ciudad) y nos ha dejado a tiro de piedra del Mar Negro.

El paisaje de lo más guapo.

Hoy volvemos a dormir a la luz de las estrellas lo que está haciendo de las noches una delicia.
Mañana más dieta “One & Seven” compañeras…

DÍA 80: WILLY FOG ES UN GALLINA

Etapa 66:   Tosya, Turquía - Osmancık, Turquía  94  Km
Salida: 10:00
Llegada: 15:00
Acumulado: 5502Km

La vuelta al mundo en ochenta días. ¡Y un jamón!
Así también yo. Cagado de pasta, con mayordomo francés y con una novia que te empuja cualquiera se pega una rosca a la bola. Si Julio Verne viviese en la actualidad nos compraría los derechos de nuestras aventuras.
Y es que en mi opinión el Willy era un poco gallina. Tendría que ver yo si el tío se tiraba a viajar a pedales, sin pasta, sin visados y sin novia. ¡Toma, eso sí que es echarle huevos!
Porque nosotros  cumplimos nuestros ochenta días. Ochenta jornadas llenas de nutellas, viejas, inmigrantes, macarrones, playas, lluvias, perros, tatos, baños, polvetes, parches, campos bases, moscas cojoneras, bombonas, campings, suspiros, países, premoniciones, iglesias, mezquitas, estrellas en el cielo, embajadas, kilómetros… Podría estar todo el post.

El Willy Fog gallego.

Se me arruga el cuadro de hierro solo de pensar lo muy acompañados que nos hemos sentido. Porque también han sido ochenta días de abrazos, amigos, ánimos, aportaciones económicas y miles de besos que cruzando ríos, montañas, carreteras, valles y desiertos se han estampado en nosotros.  Así lo sentimos una vieja y destartalada bicicleta y un gruñón mordaz de corazón gigante.
Sobre la etapa os diré que nos colamos en el desierto casi sin querer. Estamos gozándola con el paisaje. ¡Qué luz! ¡Qué aridez! ¡Qué preciosidad!

Cuatro casas y pedazo mezquita. Muy gallego.

Unos vendedores de camellos le han recomendado a Adolfo  que durmiéramos en Osmancik. La verdad es que le han aconsejado bien porque esto es un oasis en medio del desierto.

El bañito que se ha metido el chaval...

Estamos de lujo.


Ya está el “medio home” cenando con el regusto de haber llegado tan lejos. Impresionante noche que nos espera durmiendo bajo las estrellas. Felices sueños compañeras.