viernes, 14 de noviembre de 2014

AMIG@S PARA SIEMPRE

Vigo
Acumulado: 16392 Km (8323 Km en bici)

Parece que nos lo hemos pasado bien en vista de los comentarios que estamos recibiendo. Nunca pensé que una destartalada bicicleta y un “medio man” a la gallega fuésemos a tener tanto éxito. Las más de 55000 visitas en 6 meses lo atestiguan.

Me pongo algunas medallas, ¡qué carajo!: ha quedado demostrado después de esta experiencia que “las bicicletas no son para el verano”, son para todo el año. Tambien  hemos dejado claro que lo de comprarse una bicicleta de última generación para tener que montarse una aventura es de idiotas. Durante la ruta he visto muchas bicicletas pijolas tiradas en la cuneta con averías absurdas. Eso sí, las veis y son de lo más macizas, todas ellas preciosas y aderezadas con sus tecnologías de última generación.
¡Paparruchas!

Haciendo mi propia versión de un mítico refrán yo diría que “más valen ganas que fuerza”. Así que ya sabéis, cogeros una bicicleta vieja, bautizarla “Tizona” (la espada del Cid), enseñadla a escribir (de conseguirlo os hará famosas) y piraros a conocer mundo. Además ya conocéis el dicho: “detrás de un gran hombre, hay una gran bicicleta”.

Con una pequeña dosis de ilusión y otra mucha de imaginación se puede hacer de todo. Es posible que hasta una vieja bicicleta viaje por el mundo con un TDHA contando sus aventuras en un blog. ¡La caña!

Le he dicho a Adolfo que os escriba alguna cosilla pero, como es mejor delante de las cámaras que de un teclado, me ha dicho que ya os grabaría algo. Y yo que pensaba que la rarita era yo.

De todas formas este post era para otra cosa. Como soy de la generación de las Olimpiadas de Barcelona y fanática de la rumba catalana, he decidido acudir a “Los Manolos” para agradeceros vuestra amistad. Ya os lo dije, soy una frikie (rara como el Gepetto que me parió), pero es que la canción mola.



En este largo viaje hemos hecho un millón de amigos (como decía la canción de Roberto Carlos, otro mítico). Tanto los conocidos en la ruta como los incondicionales seguidores de las aventuras de este blog estáis entre ellos.

En la lista que pongo a continuación aparece la relación de todas las que nos habéis ayudado económicamente en esta odisea. A vosotros y a vosotras ya os hemos dado mil veces GRACIAS.







Pero como en esa lista están todos los que son… pero no sois todos lo que habéis estado, hacemos este GRACIAS extensible a todo el mundo. También a aquellos que no habéis podido colaborar en el proyecto Babieca pero que tirasteis de nosotros con vuestros comentarios y ánimos.

Por mi parte nada más. Queda pendiente la entrega del 10% del dinero recaudado a un proyecto social del mundo de las bicicletas. Ahora que lo pienso igual me quedo con los del proyecto para tener una jubilación tranquila, que con el Adolfo nunca se sabe… ya veremos…

domingo, 9 de noviembre de 2014

DÍA 165 - 166: Y COLORÍN COLORADO…

Viernes 7 de Noviembre : Beijing, China – Madrid, España
Sábado 8 de Noviembre: Madrid - Vigo

Acumulado: 16392 Km (8323 Km en bici)

... pues hasta aquí hemos llegado. 166 días después de nuestra partida, nuestros amigos y amigas nos saludan con los brazos abiertos. Agotado y enlatada (llevo tres días con el manillar en el cambio, algo así como la nariz en el culo) somos recibidos como héroes. Ya os digo que de héroes nada de nada.


Decía el gran Víctor Hugo que "el futuro tiene muchos nombres: para el débil es lo inalcanzable, para el miedoso es lo desconocido. Para el valiente, la oportunidad”. En eso se resume la vida.
A través de esta aventura y de este Blog hemos intentando recordaros eso: la vida está llena de oportunidades, de aventuras. Solo debes ser valiente y lanzarte a por ellas.
Si con estas líneas hemos conseguido abrir nuevos sueños en ti y recordarte que en tu vida todo es posible, logramos nuestro objetivo. Ahora atrévete, lánzate a por tus sueños.

Yo mientras esperaré al lunes para volver a ser bicicleta. Merecida me lo tengo. Eso y algunos arreglillos.

Por lo demás aún tenemos asuntos pendientes. Pronto editaremos el nombre de todos lo colaboradores en el crowdfunding (buscando la mayor transparencia) y tras las cuentas entregaremos el 10 % de lo recaudado a un proyecto social relacionado con el mundo de las bicicletas.

Otra vez más os damos las gracias a todos y a todas por vuestra colaboración incondicional. Nunca os olvidéis de que sin vosotras esto nunca hubiera sido posible.


“El futuro tiene muchos nombres: para el débil es lo inalcanzable, para el miedoso es lo desconocido. Para el valiente, la oportunidad”.
Víctor Hugo


jueves, 6 de noviembre de 2014

DÍA 163 - 164: COMO LAS SARDINAS

Miércoles 5 de Noviembre : Beijing, China 
Jueves 6 de Noviembre: Beijing, China- volando de regreso a España

Acumulado: 16392 Km (8323 Km en bici)

Ya me jode a mí no poder volverme a España en clase turista, eh…
¿A qué creéis que se dedicó Adolfo el miércoles todo el día?
Pues a convertir a su fiel máquina en una sardina enlatada. Fue como la “Matanza de Texas” pero con mucho aceite en vez de sangre. Lo de “no quedó títere con cabeza”, nunca mejor dicho. Manillar partido en tres pedazos, piñones y cambios extraídos, cadena a mejor vida, ruedas comprimidas, frenos enrollados… y así podría continuar. No me ha partido el cuadro por respeto...

A mí me puedes quitar de mis casillas, pero como quieras quitarme de mis bielas estás jodida. De la derecha aún menos mal. Ahora, la izquierda está enganchada a morir. A la “shop” de bicis tuvo que llevarme para extirparme el segundo elemento.

Tres horas, un bote de lubricante y 5 yenes después estaba destripada y dispuesta al enlatado. No es agradable pero sé que no me queda otra, así que no me voy a quejar, jar, jar, jar...

Increíblemente ahí dentro me tenéis.
Ya podía haber buscado una bolsa más fardona.

El resto del miércoles los dedicó a sus maletas y preparativos varios.
Hoy jueves comienza el largo viaje que después de 60 horas nos dejará en Vigo.
Amanecimos prontito, que había que asegurar la llegada al aeropuerto. A eso de las 5 de la mañana estábamos en busca de un taxi de esos que hacen traslados largos. Es que aquí en china hay taxis de todo tipo y los del aeropuerto son específicos.
A las 7 de la mañana conseguíamos llegar al aeropuerto y de paso quitarnos de encima esa polución atmosférica pekinesa. Desde luego aquí no necesitas fumar para pillarte un cáncer de pulmón.
En el aeropuerto teníamos que pasar la gran prueba: Facturarme. Porque son 20 kilos de Babieca abierta en canal y con esto de los transportes pesados y los kilos que tienes derecho a facturar nunca se sabe.

Una vieja costumbre no se debe perder.
Para que veáis que nos hemos traído a Tato hasta la China.
Ahora bien... ¿Dónde está Tato"

Unas chinesas la mar de agradables nos dijeron que “yes Ok”, que podía viajar hasta Madrid derechita y sin rodeos.
Pues ya os aviso que casi embarco sola.
Adolfo tuvo pelotera.
Un “chineso” de seguridad,  parece que se encaprichó con la "linterna foco" de Adolfo. El mandarín, cabezón él, le dijo a Adolfo que “nanai de la china”, que la linterna quedaba en tierra. Claro que el “Jackie Chan” dio con “Don erre que erre” y la discusión se acaloró por momentos.
La cosa estaba bastante empatada así que Adolfo optó por la estrategia que usaba en el colegio para salirse con la suya. ¡Vociferar! ¡Gritar! ¡Aullar! ¡Llorar!... poner el verbo que queráis.
El caso es que semejante bullicio atrajo a la policía portuaria y al jefe de seguridad del aeropuerto que tras varias reverencias y clemencias permitieron a “Don erre que erre” entrar en la zona de embarque con su linterna.
Eso fue a las once. Desde las doce volamos a Moscova. De allí unas cuantas horas más y nos ponemos en Madrid.
Seguidnos que volando voy…

martes, 4 de noviembre de 2014

DÍA 161 - 162: GRAN MURALLA: FIN DEL TRAYECTO

Lunes 3 de Noviembre : Beijing, China 
Martes 4 de Noviembre: Beijing, China

Acumulado: 16392 Km (8323 Km en bici)

Como este blog ha sido una juerga desde que empezamos no nos vamos a poner melancólicos ahora que la aventura se termina. Yo ya os digo que me ocurre lo contrario, me parto de risa. Motivos tengo. Después de haber perdido la mitad de mi mecánica por medio mundo y ver al Adolfo perder las pocas posibilidades de descendencia que tenía (mi sillín anti próstata ha hecho de las suyas), creo que deberíamos alegrarnos de nuestro regreso.

Así que en vez de contaros lo apenados que estamos por ver que se acerca el final de esta historia (que lo estamos), os vamos a contar lo chulos que han sido estos dos últimos días.

Ayer lunes tocaba conocer la Ciudad Prohibida de Pekín. De perdida nada, esta justo situada en medio de la ciudad de Beijing.
Lo que queríamos saber era si es tan prohibida como la pintan.
El reto es… ¿Adolfo conseguirá colar a Babieca?
Colegas, ni de coña. Estos chinos no te tienen un pelo de tontos. Y mira que el Adolfo les contó no sé cuantas mamarrachadas para colarme. Pero nada, los guardias le dijeron que eso eran cuentos chinos y que ya se los conocían todos.

15 millones de personas pasan cada año por aquí.

Total, quedé atada a una farola. ¡Qué mola…!
Adolfo entró y volvió muy impresionado. Por lo que me ha contado la Ciudad Prohibida fue el palacio imperial chino desde la dinastía Ming hasta el final de la dinastía Qing. Durante 500 años fue el hogar de los jefazos de la China.
Los tíos la montaron rapidito porque en 14 años construyeron (1406 y 1420) los 980 edificios que la conforman.

Y a este "flipao" le dejan pasar...

La declararon Patrimonio de la Humanidad en 1987 y lo más flipante es que es el mayor conjunto de estructuras antiguas de madera del mundo. ¡Cómo para echarse un cigarrito!
Por cierto “Prohibida” se refería al hecho de que nadie podía entrar o salir del palacio sin el permiso del Emperador. Ahora es prohibida para las bicicletas y abierta para los turistas previo pago, claro.

Venga, una esquina donde poder echar una meada en la Ciudad Prohibida,
(lo digo porque no sé porque hizo esta foto).

El lunes terminó con el nene en un restaurante chino (¡qué novedad!) cenando un pollo agridulce. Adolfo me dijo que sabía a gato… ¿Por qué lo dirá?

Hoy fuimos hasta la Gran muralla (China). No os preocupéis, ya no intentó subirme hasta ella.
Perdón por la expresión pero… ¡Joder para la Gran muralla!

Cazadora nueva... ¿a qué mola?

Ésta ya no la hicieron tan rápido. Empezaron en el siglo V a.C. y terminaron 1500 años después. Parece que a los chinos les tocaban un poco lo bemoles los mongoles y decidieron cortar por lo sano.
Que tú me tocas las narices… pues yo te monto una muralla de 21000 kilómetros de largo, te pongo un millón de soldados custodiándola y a mamarla.

Más larga que un día sin pan.

Y es que parece ser que allá por la Mongolia estaban los Xiongnu con ganas de guerra y ocurría que los chinos eran su plato favorito.
El tema es que después de pasarse varios siglos dándose de hostias (a cuento de hasta dónde llega tu pisito), los chinos, cansados de tanta escaramuza, montaron este mamotreto para acabar con el problema.
La cosa se les fue de las manos, está claro. Pero los chinos son así, te lo hacen todo a lo grande. Por cierto, eso de que se ve desde el espacio… naranjas de la China.






Adolfo se pegó un buen paseo por la muralla y a última hora vino a buscarme para marchar al hotel.

Mañana toca buscar una bolsa donde meterme para el viaje. Ya le he dicho que sea cómoda.
Ya os contaré…

domingo, 2 de noviembre de 2014

DÍA 158 – 159 - 160: EL ATAQUE DE LOS CLONES

Viernes 31 de octubre : Xi´an, China 
Sábado 1 de Noviembre : Xi´an, China – Beijing, China 1181 Km
Domingo 2 de Noviembre: Beijing, China

Acumulado: 16392 Km (8323 Km en bici)

Mucha actividad la de los últimos tres días. A pesar de que estamos llegando al final del viaje aquí no hay descanso. Pasamos de una ciudad a otra como quien cambia de zapatos y así es muy difícil situarse.
A veces me parece que estoy dentro de una película de esas de Bruce Lee, con esos decorados llenos de pagodas, de templos cuadrangulares y de arcos del triunfo.  Solo que mientras que el bueno de Bruce era el “furor del dragón”  el pollino del Adolfo es el "fedor del cabrón”.  Porque amigas, cinco meses con la misma ropa dan para mucho, sí señor. Creo que si vuelve a España con esas mudas lo meten en cuarentena ...
A decir verdad me ha prometido que antes del viaje va a lavar la ropa. ¡Será por lavanderías en la China...!

Por aquí estamos, buscando una lavandería.

Ahí lo tenéis, en la Plaza de Tian´anmen fardando de ropa limpia.

Esta Plaza de Tian´anmen os sonará por las revueltas de 1989.

Y luego están los rostros limonados estos, que todos nos parecen iguales. Ves a uno y todos parecen clones. El otro día Adolfo pensó que el que nos vendía los billetes de tren era el mismo tío que luego estaba de revisor. La verdad es que los dos tenían la misma mala leche. Lo jodido es que la coña no acabó ahí. Lo mosqueante es que circulando por Pekín nos lo encontramos haciendo de policía… Y el cabrón nos echo un broncazo del carajo...¿?


Nosotros nos pasamos a los Clones por el Arco del Triunfo.

Bueno, como os he contado ya estamos en Beijing. Nos trajo el sábado hasta aquí un tren cojonudo, rápido y limpio. Así da gusto.

Toma Pagoda...

Para este sitio tenemos muchos planes. Queremos encontrar la ciudad prohibida, la gran muralla China y una bolsa de buen tamaño en la que entren todas mis metálicas pertenencias. Porque no os penséis que me voy a quedar aquí. Para nada. Adolfo ya está pensando en la siguiente y en esa también estoy yo.
¡Si es que sin mí no es nada el chaval!
Pues eso, mañana empezamos a patear Pekín. Hoy fue una toma de contacto. Así que no perdáis la conexión, que mañana hay más…

Mola el hotelito... pues en él pernoctamos.